• Daniela Jiménez

3 Problemas Comunes del Home Office y Cómo Solucionarlos


Debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19), muchas empresas han optado por implementar medidas de seguridad en donde la interacción innecesaria o excesiva entre personas es limitada. Una de las formas más comunes de llevar esto a cabo es a través del home office, mientras que muchos podían estar emocionados en un inicio por esta nueva modalidad de trabajo ahora pueden empezar a sentirse un poco aislados y con la necesidad de volver a sus oficinas.


Esto es completamente normal para aquellos que no están acostumbrados a trabajar desde sus casas, sobretodo en esta pandemia en donde la recomendación es no salir más que para lo imprescindible – ir al doctor, ir la súper, etc. –. Antes, existía la opción de trabajar desde tu café favorito o desde un parque, ahora la instrucción es quedarse en casa por lo que la mayoría de las personas están descubriendo una nueva forma de vida que puede llegar a ser un poco estresante y tediosa.


Te presentamos algunos de los problemas más comunes que surgen cuando trabajas desde casa y nuestras recomendaciones sobre cómo solucionarlos:


AISLAMIENTO

Si estás acostumbrado a trabajar en oficinas es normal que tu día a día se vea marcado por las diferentes interacciones que tienes, los problemas se solucionan en equipo e incluso el ir a comprar café, las salidas improvisadas a un bar o restaurante saliendo de la oficina, son parte integral de la convivencia en oficinas. Cuando empiezas a trabajar de manera remota, todas estas actividades de trabajo en equipo y sociales, desaparecen. Es un shock que aquellas pláticas y convivencias que se daban de forma automática, ahora hay que poner un esfuerzo y atención activa para tenerlas.


También, al empezar a sentir esa forma de aislamiento es posible que las personas empiecen a enfocarse cada vez más en el trabajo, haciendo que se sientan cada vez más desconectadas de su vida y actividades diarias. Pasan más tiempo tratando de ordenar sus vidas profesionales y menos tiempo tratando de conectar con amigos y seres queridos.


SOLUCIÓN

Una de las ventajas de que esta pandemia haya sucedido en el siglo XXI es la increíble cantidad de programas y aplicaciones, así como tecnología que sirven para conectar con otros. Desde Skype o Zoom hasta Google Hangouts, las posibilidades de conectar con otros de forma remota es más factible que nunca. A pesar de que no es lo mismo que interactuar con otros cara a cara, la comunicación vía internet es algo que hace que los niveles de ansiedad bajen. Incluso plataformas como Netflix innovaron cosas como Netflix Party en donde puedes ver películas con amigos de forma remota y conectar de esa manera.


FALTA DE ESTRUCTURA

Cuando trabajas en una oficina la estructura está impuesta sobre ti, llegas a trabajar a las 8, comes a las 2 y sales a las 6; la mayoría de tus días son dictados por un sistema que está fuera de tus manos. Al principio trabajar desde casa se pudo haber sentido como una liberación de un régimen que fue impuesto sobre ti, pero ahora, con el paso de los días, extrañas cada vez más esa estructura. El trabajar desde casa puede ser difícil ya que las horas son sumamente flexibles, puedes empezar y terminar a la hora que quieras, no hay un horario obligatorio para despertar o para irte a dormir y esto es lo que puede empezar a causar problemas.


Es normal que tanta libertad repentina te haga sentir fuera de control, las horas flexibles pueden convertirse en horas demasiado largas de trabajo ya que, como no hay mucho qué hacer, te dedicas de lleno a tu trabajo. También, éstas se pueden alargar por las distracciones que hay en casa, haciendo que las horas efectivas sean menos pero que tu día de trabajo dure más. Otro problema es que puedes estar trabajando menos y atrasándote en tus pendientes, tu horario ya no es dictado por un sistema diseñado por otros, puedes caer en cuantas distracciones quieras, haciendo que tu rendimiento baje y te empieces a sentir fuera de control.


SOLUCIÓN

Te recomendamos hacer un calendario de las cosas que harás cada día en relación al trabajo, tal vez tengas que mantenerte en contacto con tu equipo o jefe a lo largo del día vía correo electrónico o teléfono. Te recomendamos aplicaciones como Monday en donde podrás llevar un registro fijo de lo que haz hecho y lo que se tiene que hacer. Al empezar a implementar una estructura a tu forma de trabajo y empezar a organizar tus días, te darás cuenta de que eres más efectivo, que tu rendimiento es mejor y que puedes ser igual de productivo o hasta más trabajando desde casa.


BURNOUT

A pesar de que esta sensación de cansancio extremo llega a suceder en ambientes de oficina, es más común que suceda cuando trabajas desde casa. Desde que despiertas hasta que duermes puedes estar trabajando, estás sumamente concentrado en sacar adelante todos los pendientes que tienes y mientras que eso puede escucharse como algo bueno, la realidad es que no lo es. Al estar sumamente concentrado en una tarea puede que empieces a olvidar tus horas de comida, que tu dieta sea menos saludable y empieces a llevar un estilo de vida sumamente sedentario. Esto a su vez causa que tu nivel de estrés sea cada vez más alto porque no te has tomado tiempo para despejarte como normalmente lo harías en una oficina.


SOLUCIÓN

Empieza a planear tu día desde una noche antes, esto te dará una sensación de tranquilidad ya que ya sabes lo que te espera al día siguiente. Bloquea horas específicas para comer, uno de los errores más comunes cuando se trabaja desde casa es comer frente a la computadora, trata de destinar una hora o dos a comer en otro espacio que no sea el de trabajo para que puedas desconectarte un poco. Elige a qué hora harás algo distinto, ya sea leer o hacer ejercicio, esto te servirá a desconectarte por completo de tu trabajo. Hay aplicaciones como Calm en donde puedes hacer meditaciones guiadas, otras como Asana Rebel en la cual hay distintos tipos de ejercicios de yoga y HIIT que te ayudarán a mantenerte activo después de un día algo sedentario. No olvides que si tu horario de trabajo normal terminaba a las 6 de la tarde, en casa hay que hacer exactamente lo mismo, desconéctate y apaga tu computadora a las 6 para que puedas hacer diferentes actividades que te harán sentir bien.

6 vistas
construlogo.png

FAQ

Envíos

Políticas de Tienda

Pagos

ventas@construcolor.com

Tel: (81) 2187 5000  

Monterrey, Nuevo León

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon

Suscríbete a nuestro Newsletter

© 2019 by Daniela Jiménez.