FAQ

Envíos

Políticas de Tienda

Pagos

ventas@construcolor.com

Tel: (81) 2187 5000  

Monterrey, Nuevo León

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon

Suscríbete a nuestro Newsletter

© 2019 by Daniela Jiménez.

  • Daniela Jiménez

RIBA lanza el Climate Challenge 2030


El Instituto Real de Arquitectos Británicos publicó su Guía de Resultados Sostenibles para ayudar a sus miembros y demás arquitectos del mundo a tomar acción para evitar la catástrofe de cambio climático. Como es sabido, el cambio climático es uno de los problemas principales que necesitan atención inmediata por parte de todas las industrias del mundo. La industria de la construcción no está exenta, de hecho es una de las que más debe de poner de su parte para implementar un cambio y tener un impacto positivo en el mundo. Dentro de la industria de la construcción, la disciplina de arquitectura está percatándose del impacto que tiene su profesión en el mundo.

El impacto de la arquitectura en el medio ambiente se refleja, si bien directamente de forma temporal, la manufactura de materiales, explotación de recursos, transportación de materiales y demás tienen un impacto en el medio ambiente a nivel local y global. Como la práctica de esta profesión muchas veces dicta los materiales requeridos para la construcción del objeto, algunos de estos tienen que ser transportados desde otros países o ciudades para lograr el resultado deseado.

Este mismo año en el mes de Julio, RIBA declara una emergencia climática y la reconoce como uno de los retos más grandes para la arquitectura. En el 2018, un reporte de Chatham House declaró que cada año se producen más de 4 billones de toneladas de cemento, mismas que son responsables por alrededor del 8% de las emisiones de CO2 globales.


El cemento es el ingrediente principal para crear el concreto y hoy, en el siglo XXI vivimos prácticamente en junglas de concreto. Mientras que científicos e investigadores dedican su tiempo, recursos y esfuerzo a encontrar alternativas sustentables para el cemento, RIBA tomó la iniciativa de crear un reto climático con el que esperan lograr tener construcciones con cero emisiones netas de carbono.

Gary Clark, presidente del Grupo Futuro Sustentable de RIBA, le explicó a Dezeen; “Las distintas complejidades de la sustentabilidad han sido decantadas en una serie de 8 resultados sustentables, estos han sido alineados con las metas del Desarrollo Sustentable de la ONU. Se proveen métricas concisas que pueden ser medidas y verificadas cuando se apliquen”. Las 8 metas establecidas en el documento son:

  • Emisiones netas de carbono cero operacional

  • Emisiones netas de carbono cero materializado

  • Ciclo de agua sustentable

  • Conectividad y transporte sustentable

  • Uso de suelo y biodiversidad sustentable

  • Bienestar y buena salud

  • Comunidades sustentables y valor social

  • Costo sustentable de ciclo de vida

Una vez que la organización anunció el estado de emergencia climática se percataron de que el declarar esto no sería suficiente, para tener un impacto real en el mundo tenían que crear un plan en el cual se integraran los distintos despachos de arquitectura del país. La fecha fijada es el 2030, se consideró que una década es más que suficiente para lograr establecer la arquitectura sustentable y emisiones netas de carbono cero como canon, especialmente después del ganador del Stirling Prize este año –2019–.


En medio de una de las peores crisis de vivienda y de la emergencia climática, los arquitectos Mikhail Riches y Cathy Hawly sorprendieron a todos coon su proyecto Goldsmith Street. Un proyecto de vivienda social que lograron construir cumpliendo los estrictos requisitos de Passivhaus. El presidente de RIBA describió el proyecto como un faro de esperanza. El proyecto cuenta con un total de 45 casas y 60 departamentos, todos con vista al sur para optimizar la luz natural y poder cumplir con los estándares de Passivhaus.

Esta increíble construcción demostró que no sólo la meta de estandarizar la arquitectura sustentable es posible para le 2030, sino que también se demostró que ese tipo de construcción es posible hoy en día ya que la tecnología, el conocimiento y la creatividad existe. Sin embargo, de los 3,800 despachos y 750 Architects Declare, sólo 60 se habían enlistado para ser parte del reto –al momento de escribir este artículo, 18 de diciembre, 2019– también hay otros como el arquitecto Michael Pawlyn que pertenece a el movimiento de cambio climático Architects Declare, opinan que la profesión no debe sólo enfocarse a las emisiones de carbono sino que también se debe de crear una arquitectura regeneradora en donde los edificios dejan más de lo que consumen al ecosistema.

El Reino Unido está liderando el combate contra las emisiones de carbono y la crisis de vivienda social, sería ideal que la industria de la construcción, de forma global, tome acción para evitar la crisis climática que viene en camino.


4 vistas
construlogo.png